Skip to content

Palabras inaugurales del Presidente de la ADTS en el Cóctel Inaugural del Tercer Congreso Internacional de Turismo de Salud y Bienestar

Muy buena noches, miembros de la Junta Consultiva de la Asociación Dominicana de Turismo de la Salud y ejecutivos de AF Comunicación Estratégica, anfitriones de este evento, Ministra de Salud Pública Dra. Altagracia Guzmán Marcelino, Viceministro de Turismo Sr. Fausto Fernández, quien nos acompaña en calidad de ministro representando al Ministro de Turismo Lic. Francisco Javier García, autoridades presentes, honorables miembros del Cuerpo Diplomático y el Cuerpo Consular Acreditado en el país, conferencistas, invitados internacionales, patrocinadores, organizaciones que nos avalan, participantes, miembros de la prensa, señoras y señores, amigos todos”.

Es motivo de gran satisfacción poder compartir con ustedes un breve recorrido de las acciones realizadas por la Asociación Dominicana de Turismo de la Salud (ADTS), en un momento en que el sector salud de nuestro país se encuentra esperanzado con perspectivas de profundos cambios que transformarán la práctica de la medicina dominicana. La conformación de una red pública única de atención, el cambio de modelo de atención terciaria hacia un modelo preventivo, teniendo como puerta de entrada la atención primaria, la inclusión de miles de dominicanos al seguro familiar de salud y la adopción de un modelo de gestión gubernamental que apuesta a las alianzas público-privadas y a mejorar la gestión y horarios de asistencia, son pasos en la dirección correcta.

Todos estos esfuerzos para implementar a fondo la reforma del sistema de salud, requieren, de manera indispensable, un personal calificado, con las competencias pertinentes y debidamente motivado. Para ello el país debe abocarse a las certificaciones y recertificaciones de los especialistas, así como a la asignación de mejores salarios e incentivos por productividad y calidad.

La ADTS se suma a estas iniciativas gubernamentales y hacemos un llamado a todos los sectores involucrados a integrarse. Es el momento apropiado para crear bases sólidas para implementar medidas progresistas dirigidas a mejorar la equidad y la atención médica, por lo que compartimos la voluntad de dar paso a lo que nunca se ha hecho, lograr que las personas con menos recursos económicos tengan acceso a servicios de salud de calidad y desarrollar un producto de salud exportable.

Esta transformación inició y, la ADTS se suma promoviendo la mejora de la calidad y seguridad de los servicios de salud en la República Dominicana. Hoy día, millones de pacientes están viajando a diferentes ciudades y países para recibir atención médica y odontológica. El turismo de salud es una de las actividades productivas del sector de mayor crecimiento a nivel mundial, representando más de 70 billones de dólares anuales y el 2.5% de los viajes en avión, según cifras de la Medical Tourism Association (MTA).

Según el Sistema de Corte Federal de Estados Unidos, 56 millones de americanos menores de 65 años tiene dificultades para solventar sus gastos médicos. Cerca de 15 millones de norteamericanos gastarán sus ahorros pagando facturas médicas. 1,7 millones de norteamericanos se declararán en bancarrota por los altos costos médicos. Más de 40 milones de estadounidenses no poseen seguro de salud. Esta situación presenta un panorama en declive de la calidad de vida de la población norteamericana, que está sufriendo las consecuencias de un sistema de salud excesivamente costoso. Pero, a la vez, constituye una gran oportunidad para la República Dominicana, que es ya una potencia turística y que se ha trazado la meta de alcanzar los 10 millones de visitantes al año para el 2023.

Un turista médico gasta 8 veces más que un turista convencional. Es importante resaltar que más del 80% de los pacientes viajan acompañados y poseen estancias más largas, sin estacionalidad, por lo que sin dudas el turismo de salud representa una gran oportunidad para diversificar nuestra oferta turística y constituye un nuevo nicho para los sectores del país que forman parte de su cadena de valor. Los tours operadores, agencias de viajes, hoteles, aerolíneas, facilitadores médicos, profesionales de la salud, odontología, escuelas de idiomas, traductores, firmas de abogados, seguros internacionales y de viajeros, universidades, sector inmobiliario, de transporte, farmacéutico, entes certificadores, acreditadores, consultores, entre otros, deben insertarse de manera organizada y proactiva.

Como vemos, el turismo de salud es una actividad con un importante efecto transversal al fomentar la transferencia de tecnologías, conocimientos e inversión extranjera en territorio local. Esta inversión nos permite modernizar y aumentar con nuevos proyectos nuestra capacidad instalada en salud y competitividad, estimulando la mejora continua y seguridad de los procesos.

Al mismo tiempo, estos proyectos contribuyen a la creación de empleos bien remunerados, con lo que se promueve el desarrollo del país. El turismo de salud, fomenta también el turismo inmobiliario y el turismo de retiro. Pero debemos tener claro que para encaminarnos de forma segura en este trayecto es importante que tengamos presente los factores comunes de los destinos de turismo de salud consolidados.

Según Patients Beyond Borders, los principales destinos de turismo de salud son: Costa Rica, India, Israel, México, Singapur, Thailandia, Turquía y los Estados Unidos. Todos estos países comparten factores comunes que los han posicionado como localidades preferidas dentro de las que caben resaltar:

  • Inversión pública y privada en infraestructura hospitalaria y tecnología de punta.
  • Compromiso demostrable con acreditación internacional y la calidad y seguridad de los servicios de salud.
  • Estadísticas confiables y sistemáticas, así como transparencia de los resultados, logros y oportunidades de mejora.
  • Fuerte infraestructura de turismo y flujo de visitantes y pacientes internacionales.
  • Ahorro de costos en procedimientos médicos y/o historia de logros y adelantos científicos.
  • Transparencia política y estabilidad macroeconómica.
  • Reputación de centros de excelencia.
  • Adopción exitosa de mejores prácticas y cultura de mejora continua.
  • Personal médico y técnico altamente calificado y bilingüe.

Nuestro país presenta, sin dudas, condiciones favorables para consagrarse como un destino de salud y bienestar, que aporte mayor valor agregado a la economía dominicana. Dentro de estas condiciones podemos destacar, costos muy competitivos de nuestros servicios de salud en comparación con países de primer mundo, la existencia de centros de salud en proceso de acreditación internacional y con departamentos internacionales.

Nuestro favorable clima y posición geográfica nos ubican como un punto de fácil acceso para los principales mercados emisores, así como la gran experiencia y éxito de la industria turística y hotelera que debemos en todo momento salvaguardar. Somos un país bendecido con nuestras hermosas playas y atracciones, cultura de hospitalidad, calidez de los dominicanos, infraestructura y paz social.

Sin embargo, la Asociación Dominicana de Turismo de la Salud (ADTS) y el Observatorio del Sistema de Salud de la República Dominicana (OSRD) consideran que el principal reto que enfrenta la República Dominicana para colocarse como un destino de turismo de salud competitivo, es garantizar la calidad y seguridad de la oferta de servicios. Como país debemos hacer un esfuerzo decidido y continuo para mejorar la calidad en todo el sistema de salud, por lo que es esencial que se cumplan los criterios locales de habilitación, protocolos de manejo y prevención de infecciones.

Para fortalecernos se requiere un adecuado marco regulatorio y una estrategia gubernamental y privada para el incentivo y aprovechamiento de esta industria. Es muy importante el desarrollo de un sello de calidad local para identificar a los proveedores calificados para prestar servicios de turismo de salud y la conformación de clústeres. En ese sentido, es muy importante motivar a los centros de salud del país a buscar certificaciones y acreditaciones internacionales, todo lo cual impulsa a un proceso de cambio de cultura organizacional en todo el sistema de salud.

Actualmente estamos trabajando en la planificación estratégica del sector junto a los Ministerios de Turismo, Salud Pública, ASONAHORES y otras entidades, donde hemos propuesto un proyecto de ley para fortalecer, regular e incentivar el turismo médico.

Hemos realizado alianzas con entidades acreditadoras internacionales para que nuestros miembros puedan acceder a éstas con mejores condiciones y costos. La Universidad Iberoamericana, de la mano de la ADTS y la Medical Tourism Association, están realizando la segunda edición de certificaciones internacionales en turismo médico, dirigidas a profesionales del sector salud, turismo, agencias de viaje, tour operadores, líneas aéreas e inversionistas.  Estamos realizando de la mano del Observatorio del Sistema de Salud (OSRD) levantamientos de información y estadísticas del sector.

Fomentamos la inversión local y extranjera directa (IED), para lo que hemos realizado acuerdos con el Centro de Resolución Alternativa de Controversias de la Cámara de Comercio y Producción de Santo Domingo promoviendo la seguridad de la inversión en el sector, así como el arbitraje, la conciliación y mediación como mecanismos discretos de resolución alternativa de conflictos. De igual forma estamos trabajando con el Cuerpo Consular Acreditado y con el Centro de Exportación e Inversiones de la República Dominicana para promover el país como destino de inversión en las industrias de salud, farmacéutica, manufactura de dispositivos médicos e investigación.

En septiembre de 2015 de la mano de algunos de los principales centros de salud del país presentamos en el congreso global de turismo médico la oferta de salud dominicana a la comunidad internacional, lanzando la primera edición de la Guía de Turismo de Salud y Bienestar del país en dicho escenario. Actualmente en conjunto con la Medical Tourism Association (MTA), varias entidades gubernamentales y la coordinación de contenido local por AF Comunicación Estratégica, estamos realizando su segunda edición, donde se identifican los centros de salud, profesionales, hoteles y miembros de la cadena de valor de la industria.

El turismo de salud constituye una oportunidad brillante para el desarrollo de la economía del país, al fomentar su crecimiento, sus niveles de empleos formales y sus ingresos de divisas. Estamos convencidos de que el turismo de salud impulsará la mejora continua de la calidad de los servicios de salud,  alineándonos con la estrategia gubernamental de mejorar la salud de la población dominicana.  Muchas Gracias a todos ustedes por el apoyo que nos han ofrecido para hacer este evento una realidad.

Dr. Alejandro Cambiaso Rathe Presidente Asociación Dominicana de Turismo de la Salud