¿En qué consiste? La operación consiste en reemplazar la articulación de la cadera que se encuentra dañada por una prótesis (articulación artificial) teniendo como objetivo el alivio del dolor y la recuperación de la movilidad. Existen dos tipos de prótesis: Las prótesis que se fijan con un cemento (llamadas cementadas) y las no cementadas, en las que sus componentes se fijan a presión y con sistemas adicionales como tornillos. Beneficios del procedimiento

  • Recuperación de la movilidad.
  • Corrección de la deformidad, recuperación de la longitud y corrección de la cojera.
  • La sustitución de esta articulación ha transformado la vida de muchos pacientes, dándoles la oportunidad de ser nuevamente activos con menos dolor.
  • No existe un límite de edad para la cirugía, pero según las condiciones de cada persona, el médico y paciente deciden en conjunto la realización de la cirugía.

Volver a Servicios