¿En qué consiste? Técnica de reproducción asistida en la cual se realiza la unión en laboratorio de los óvulos (captados a través de un procedimiento con anestesia general) y los espermatozoides, para que luego de 72 horas, el embrión o embriones (resultado de este proceso) sean transferidos al útero y se logre un embarazo clínico. La probabilidad de lograr un embarazo con un ciclo de FIV puede variar entre un 10% y un 60%, dependiendo de la duración de la infertilidad, la causa de ésta, y la edad de la mujer, siendo este último el factor más influyente, pues la reserva ovárica disminuye drásticamente después de los 35 años de edad. Después de tres ciclos de tratamiento la tasa de embarazo positivo puede ser del 70% al 80%. Beneficios del procedimiento

  • Este procedimiento se introdujo como una opción de tratamiento para las parejas con obstrucción de las trompas de Falopio. También se ha utilizado con éxito en casos de infertilidad inexplicada, endometriosis de leve a moderada, factor masculino moderado, y en casos en que otros tratamientos no han sido exitosos.
  • Las parejas con factor masculino severo por lo general requieren de un tratamiento de Fertilización In Vitro con Inyección Intracitoplasmática de espermatozoides [ICSI].

Volver a Servicios