¿En qué consiste? La blefaroplastia es una intervención que se lleva a cabo para reparar los párpados superiores hundidos o caídos (ptosis); su fin es eliminar el exceso de grasa y piel en los párpados superiores e inferiores. Se puede complementar con otros procedimientos que ayudan a un mejor rejuvenecimiento facial como son: la frontoplastia endoscópica (elevación de las cejas vía endoscópica), la ritidoplastia o estiramiento facial y algunos tratamientos dermatológicos para la piel. La blefaroplastia superior se hace a través del pliegue del párpado superior para así mejorar su contorno, remover la piel redundante y resecar las bolsas de grasa. La blefaroplastia inferior generalmente se hace con una incisión invisible dentro del párpado. Las bolsas de grasa se pueden moldear o reposicionar, dando una apariencia más juvenil, también se pueden llenar las áreas grises que se producen en los párpados inferiores ("ojeras"). Es una cirugía que se hace con anestesia local y con sedación a cargo del anestesiólogo (local asistida), aunque algunos cirujanos prefieren con anestesia general. Beneficios del procedimiento

  • Mejoría del aspecto general de los ojos.
  • Elimina el exceso de grasa que oculta el pliegue natural en los párpados superiores.
  • Puede corregir la hinchazón de los párpados superiores que hace que los ojos parezcan cansados.
  • Para los párpados inferiores, la blefaroplastia puede eliminar el exceso de piel y corregir las líneas y arrugas finas.
  • Las bolsas que a veces aparecen debajo de los ojos pueden eliminarse.
  • Puede corregirse la caída del párpado que ocurre ocasionalmente y deja al descubierto la parte blanca del ojo debajo del iris.

Volver a Servicios